Se encuentra usted aquí

Andrés Devesa

Vuestro Sol no alumbra más que la verdad de vuestra muerte

«Diariamente se explicaban por radio y televisión las ventajas de nuevos inventos que ahorraban tiempo, que, un día, regalarían a los hombres la libertad para la vida “de verdad”»

Michael Ende: Momo

 

El Capitalismo, lejos de agonizar como creen algunos ilusos, se yergue sobre sus propios excrementos para perpetuarse. Para ello se reinventa cada día, devorando el pasado para anular el futuro y dominar el presente. Y a pocos parece importar el olor adetritus de algo, que, pese a su pretendida novedad, no deja de ser un invento muy viejo.

Hoy más que nunca, cuando la mercancía es el ídolo que todos adoran, cuando todo ya es mercancía, incluidos los propios seres humanos, cuando las ciudades han sido convertidas en una imagen de sí mismas que debe ser vendida como cualquier otro producto y lo que nos rodea y hasta nosotros mismos somos sólo meros recursos —renovables, naturales, artificiales, humanos, ¡tanto da!, todos cuantificables y comercializables—, el más brutal fetichismo sale a la superficie. Un fetichismo que entronca con el fetichismo y la magia más primitivos, aquellos que eran una expresión de la dominación de la naturaleza sobre los seres humanos y del poder ilusorio que los seres humanos pretendían sobre la naturaleza, (...) Leer más

Subscribe to RSS - Andrés Devesa