Se encuentra usted aquí

Emilio Santiago

Sentir Madrid como si existiera un todo. Geografía poética y etnografía reencantada de una ciudad

Publicado por:

 

Dentro del amplio abanico de experiencias humanas donde la poesía late, el contacto con lo maravilloso juega para mí un papel privilegiado. Entiendo lo maravilloso como la pérdida en la inmensidad de la realidad. Debido a su poder de saturación del presente, combinado con su capacidad radical de suspender cualquier inercia o previsibilidad, los fenómenos de lo maravilloso son uno de los acontecimientos que mejor contribuye a la vida plena de las mujeres y los hombres.
La geografía poética podría entenderse como una ciencia de lo particular, según la divertida ocurrencia ‘patafísica, que explora y cartografía la relación de la poesía, definida como acabo de hacer, con el espacio cotidiano en el que uno se desenvuelve. Pero fallamos si queremos entenderla como una actividad orientada al conocimiento. La geografía poética podría definirse mejor como una vivencia del medio físico y social cotidiano, en la que el espacio y los acontecimientos poéticos, de implicaciones y naturalezas diversas pero siempre reveladores, se van entretejiendo hasta conformar el territorio que sostiene y a la vez produce el sentido de una vida. Por tanto, en la geografía poética la voluntad de conocimiento se erotiza.

Páginas: 
159
Precio: 
€8.00
Año: 
2016
ISBN: 
9788494469602

Miserias de la rebeldía

El pasado día 17  de Octubre en el CSO La Gotera de Leganés tuvieron lugar un conjunto de agresiones contra compañeros que trataron de impedir la censura y el robo del libro La traición de la hoz y el martillo, agresiones  por parte de un grupo de antifascistas que, a través del chantaje a la asamblea de las jornadas, ya habían conseguido anular la presentación del libro.

 Los hechos son absolutamente repudiables y carentes de cualquier tipo justificación. No hay coartada posible ni manera de amparar una actitud por un lado tan  mafiosa y autoritaria y por otro lado tan absolutamente burda e inútil en el peor sentido de la palabra. Sabemos que los residuos de los diversos estalinismos todavía merodean  por los bajos fondos de la política pretendidamente revolucionaria, pero carece de importancia conocer  si esta ha sido su penúltima maniobra de “choque y pesca” porque hace muchos años que la historia ha puesto a cada uno en su sitio. Sabemos que el antifascismo no es precisamente una coordenada política desde la que se pueda hilar muy fino, que es especialmente susceptible a la ideologización integrista y estética  más deformada y que cualquier cosa (como un libro no muy bueno sobre la caricatura anarquista del marxismo que no dice nada nuevo), en (...) Leer más

Categoría:

Carta sobre las malas previsiones del tiempo: Por un discurso del deseo ante el advenimiento del colapso industrial

Todos los que aspiramos a organizar la sociedad  de una forma que permita una vida más plena tenemos pendiente una discusión y un reto estratégico que podríamos perfilar de la siguiente forma:

a) Nos encontramos en el umbral histórico de un cambio en las condiciones materiales tan enorme que inutilizará todo utillaje teórico cuya renovación no sea capaz de operar en el nuevo escenario.

b) Existe un vacío peligrosísimo en los intentos de dar una respuesta emancipatoria a este escenario, pues desde nuestras coordenadas, que podríamos llamar, simplificando, del deseo como motivación revolucionaria[i],  se ha descuidado mucho el tema, mientras que el monopolio de las respuestas viene ejerciéndose desde  las posiciones de la neosupervivencia (específicamente desde corrientes antiindustriales, aunque no sólo ellos). Y siendo honestos, como nosotros consideramos las coordenadas de la revolución del deseo, al menos en nuestro contexto, las únicas auténticamente emancipatorias, no podemos dejar que los antiindustriales se lleven el gato del imaginario revolucionario futuro y su experimentación al agua. En otras palabras, dejar pasar esta reflexión supone dar por correcta la tesis de Jean-Marc Mandosio cuando afirma que el ciclo revolucionario, tal y como lo entendemos, está históricamente clausurado de forma irreversible.

c) Relacionado lo anterior, en tanto (...) Leer más

Subscribe to RSS - Emilio Santiago