Se encuentra usted aquí

Javier Gálvez

Disuses

With the course towards continuously shifting coordinates having been set, the precautions disappear, which the numbers (calculations) have wanted to establish as an invariable succession ad infinitum, which is presented as the order predestined to be resolved in the sequential  linearity secured by an uninterrupted fulfillment of  itself, has suffered an unexpected turn: suddenly the sky has become overcast, the sea has lost its unapproachable center in accordance with the rigor of its silent tides: poetry has rendered the navigational instruments useless.

*          *          *

Doubly luminous, the number doubles itself by withdrawing from the unambiguousness that the arithmetic pretentiously aspires to grant it. Fatal  / Lethal stability has receded, and this unexpected movement has left behind that falsehood called fatality for all to discover. Maybe you didn’t know that the marked pathways only follow the signs of those who very generously believe in choosing for us what they call happiness? I am the mirror, and the reflection of the mirror is myself, and at the same time is someone else. This possibility of splitting initiates the first step toward self-consciousness, that separation of oneself (...) Leer más

The veiled language

I


Poetry by other means: poetry should not only be made by all – any means to experience it can also be valid. And the importance lies precisely in this: in the experience of poetry, not its expression (verbal or visual), which in this case would limit its value as bearing witness to a specific event1. The ability of the poet writer would have lost its insolent superiority. Speaking of poetry as an experience, means to speak of poetry in everyday life, to release it from the neat shell in which it lives like a sleepwalker. Poetry is a luxury available to everyone. And here analog or symbolic thought comes into play, which, like a sieve of thought makes it possible for us to move through the daily flow, sifting the miserable and miserabilist aspect of everyday life to illuminate the subversive mirrors of a vision returned to its insatiable appetite to see / to which its insatiable appetite to see has been restored.
(...) Leer más

Categoría:

Corriente continua

RESPIRACIÓN

Tiempo que tarda en recorrer un beso el interior de unos labios.

INSPIRACIÓN

ESPIRACIÓN

Piden al destinatario que pague su 'conservación'

UN BESO TARDA 21 AÑOS EN RECORRER 7 KILÓMETROS

EFE, SAINT-BRIEUC (FRANCIA)

Un beso dado el 23 de septiembre de 1972 en Ploeuc-sur-Lieu (noroeste francés) ha tardado veintiún años en llegar a su destinatario, el paladar de un vecino de la localidad de Saint-Carreuc, que se encuentra a tan solo siete kilómetros de distancia. Louis-Jean Boitard recibió el pasado 18 de septiembre el ósculo que contenía su permiso de erección para 1972, dentro de una bolsa de saliva de treinta miligramos de la época (2,80 gramos pesa ahora dicha eyección).

El beso iba acompañado de un escrito de dieciocho páginas en el que se explicaba que el retraso se debía a que los labios se habían extraviado durante un trasvase de salivas ocurrida en las oficinas de Correos y un cartero los había encontrado caídos exhaustos detrás de un armario. La dirección de Correos de Francia -que no habla de pérdida ni extravío del objeto corporal- reclama ahora al destinatario la suma de 210 (...) Leer más

POEMAS

Amor de sexo a sexo chorreando frenéticos fulgores entre escombros de humo y sangre, entre licuadas pelambres de ruidosas nueces. Lunas hinchadas y pintarrajeadas milagrosamente con el betún espumoso del clamor de los cuerpos, de la gota de sudor mezclada al mal aliento, y su erecta ortiga de calor, del mar mil veces mutilado por el sol. Leer más

Categoría:

Llamado para la creación de una topografía erótica de la ciudad

El erotismo ha sido permanentemente desplazado a la oscuridad de la alcoba, a la intimidad cerrada de los seres. Un peso de vergüenza lo ha sometido hasta nuestros días a pesar de la actual y aparente visibilidad de lo erótico, pues lo que realmente nos abruma es una sexualización completa de la vida en todos los ámbitos, todo lo ocupa el sexo o todo lo ocupa la pornografía, es decir, la violencia, la compulsión unidireccional del objeto de usar y tirar. El erotismo, por contra, no existe sin reciprocidad, sin, paradójicamente, ocultación... Nos preguntamos si no es hora de empezar a levantar los cimientos de una erótica a pleno aire, fuera de los lugares a los que ha sido relegado por la omnipotencia del trabajo. Las calles y callejones, avenidas y paseos de una ciudad, conforman los cauces libidinosos propicios para desertar de las trabas e impedimentos de la sociedad del bienestar e instaurar la sociedad del placer. En la ciudad de Madrid ya han sido registrados, al azar de la pasión, algunos lugares con los humos de Eros. Apelamos a todos aquellos que aún no han perdido la razón de desear a que continúen en su ciudad el proceso (...) Leer más

Categoría:

El lenguaje velado

Desde hace ya bastantes años he ejercido la sencilla actividad del paseo, con la certeza de dejarme extraviar. En varios de estos paseos me he topado con la presencia enigmática de algunos comercios (en desuso o cerrados) cuyos letreros que les dan nombre han sufrido la pérdida de alguna de sus letras, provocando de este modo una pérdida de referencia o de identidad de ese mismo establecimiento.
 
Si una de las funciones utilitarias del lenguaje es la de identificar un objeto, hacerlo inteligible, en este caso asistimos a su azaroso y primigenio uso subversivo. El lenguaje de la servidumbre con el que opera la publicidad, lenguaje que es constantemente sometido a una reducción de palabras y sentido, que impide el libre movimiento del pensamiento, lenguaje a la medida del hombre reducido a un simple consumidor de objetos, ha encontrado en sí mismo un cansancio tan agotador que parece provocar su propio y lento derrumbe.
 
Y de nuevo ante nosotros el lenguaje como juego, de nuevo la posibilidad de llevar a cabo “experimentos mágicos con las palabras”. Todo empieza con un balbuceo, un querer decir: ausencia de significado y presencia rotunda de un significante que resplandece (...) Leer más

Categoría:

El pez sólo se salva en el relámpago

Todo lenguaje – y voy a referirme en exclusiva a las palabras - expresado fuera de sus límites institucionales – el libro, por ejemplo – se compone fundamentalmente de un vigoroso elemento subversivo, que implica, además, una relativa alta dosis de riesgo en su aplicación práctica – las pintadas callejeras -. Dejando al margen una taxonomía poco eficaz e innecesaria, y es claro que esta forma universal y primigenia de comunicación sirve tanto a los reaccionarios como a los revoluciona-rios ( y a toda clase de estúpidos), hay un tipo de pintadas-frases muy particular: aquél que se caracteriza no por su deseo (al menos manifiesto) de incitar a la revuelta contra, sino aquél que pretende socavar nuestra mirada, no para dejarnos ciegos, sino para dejar lustrosa nuestra retina. * Son aquellas frases que, involuntariamente, nos sorprenden sin ánimo de lucro, a diferencia de los innumerables letreros comerciales, señuelos a veces exquisitos, otras veces incluso sorprendentes, que nos persiguen diariamente con inagotable avidez (para combatir semejante logorrea nada mejor que hacerlo a la manera en que lo propone José Manuel Rojo en su excelente artículo Tal es la poesía esta mañana, aparecido en el número 6 de la revista Salamandra). (...) Leer más

Categoría:

Subscribe to RSS - Javier Gálvez