Se encuentra usted aquí

Llamado para la creación de una topografía erótica de la ciudad

Versión para impresiónVersión para impresiónVersión PDFVersión PDF

El erotismo ha sido permanentemente desplazado a la oscuridad de la alcoba, a la intimidad cerrada de los seres. Un peso de vergüenza lo ha sometido hasta nuestros días a pesar de la actual y aparente visibilidad de lo erótico, pues lo que realmente nos abruma es una sexualización completa de la vida en todos los ámbitos, todo lo ocupa el sexo o todo lo ocupa la pornografía, es decir, la violencia, la compulsión unidireccional del objeto de usar y tirar. El erotismo, por contra, no existe sin reciprocidad, sin, paradójicamente, ocultación... Nos preguntamos si no es hora de empezar a levantar los cimientos de una erótica a pleno aire, fuera de los lugares a los que ha sido relegado por la omnipotencia del trabajo. Las calles y callejones, avenidas y paseos de una ciudad, conforman los cauces libidinosos propicios para desertar de las trabas e impedimentos de la sociedad del bienestar e instaurar la sociedad del placer. En la ciudad de Madrid ya han sido registrados, al azar de la pasión, algunos lugares con los humos de Eros. Apelamos a todos aquellos que aún no han perdido la razón de desear a que continúen en su ciudad el proceso de transformar su topografía en una erografía.

Categoría: