Vigilia de uno. Una ciudad onírica




1. Llegué a esa cal e y un ave de cristal abrió sus alas de vidrio roto...
2. Alguien iba dejando pistas, como unas iniciales al lado de una mariquita pintada en una
pared desconchada...

 




3... Y una pluma ensimismada contemplando su propia sombra…
4. Por primera vez me fue revelada la ciudad a la que había l egado: la de los paraguas rotos...

 




5... En un paso de cebra...
6... En la hierba...

 




7... Restos ya de la propia vida dignos de su piel...
8... Flores urbanas que abren los hombres para atraer la l uvia y cuyo esqueleto rompe el viento…

 




9. ¿Qué eran, las vestimentas de un ángel pobre puestas a secar?...

10. De pronto se extendió ese ingenio melancólico que no conoce suicidas, frecuentado por sombras complacientes, un poco huesudas, cargado (...) Leer más

EL RAPTO 6

Publicado por:

• El Rapto. Observatorio del sonambulismo contemporáneo nº 6 (febrero de 2011), 8 páginas, 0,50 €.
Ver en línea / Descargar en formato electrónico

– Contenidos:

La sonrisa de los antisistemaOda a los proletarios humillados y ofendidos ♦ Julio Monteverde: Fragmentos de muerte ♦ Eugenio Castro y Bruno Jacobs: Acciones animistas ♦ El Movimiento surrealista de los Estados Unidos: ¡Otro paraíso perdido!Noticias del fin del mundo ♦ Luis Navarro: Maleza de fantasmas ♦ Lurdes Martínez: La velle dame sans merci. Viaje frente a turismo ♦ Bruno Jacobs: Surrealismo y esfera cultural ♦ Noé Ortega: El escarabajo-rinoceronte ♦ Fandango revolución: "Hasta estos momentos..." ♦ Huecos de sociedadAún hay otra historia...

Páginas: 
8
Precio: 
€0.50
Año: 
2011

EL RAPTO 5

Publicado por:

• El Rapto. Observatorio del sonambulismo contemporáneo nº 5 (diciembre de 2009), 8 páginas, 0,50 €.
Ver en línea / Descargar en formato electrónico

– Contenidos:

Grupo surrealista de Madrid: El barón Haussman sube a los cielos ♦ Eugenio Castro, Noé Ortega y Claudia: La caída de la casa Morales ♦ Decálogo para la crisis ♦ Para seguir contribuyendo a la confusión general ♦ Bruno Jacobs: Los umbrales del tiempo  A cada mercado su arte, a cada arte su liberalismo ♦ Javier Gálvez: Llamado para la creación de una topografía erótica de la ciudad ♦ Mike Peters: ¿No es el dinero un objeto? ♦ Grupo surrealista de Madrid, Emilio Santiago: Miserias de la rebeldía ♦ Andrés Devesa: Vuestro sol no alumbra más que la verdad de vuestra muerte ♦ Lurdes Martínez: Diferentes niveles de concrección fantasmal en el centro histórico de la ciudad de Valencia ♦ Kamarada X: "Hoy como ayer, el Fascismo necesita de iconos..." ♦ Julio Monteverde: "De noche las máquinas están vacías" ♦ Huecos de sociedad ♦ Declaración surrealista internacional en defensa de los anarcosindicalistas serbios encarcelados

Páginas: 
8
Precio: 
€0.50
Año: 
2009

El barón Hausmann sube a los cielos

¡No, todas las cosas extrañas, inquietadoras y escalofriantes del barrio Chino barcelonés, como los del Chinatown londinense o los del barrio neoyorkino su tocayo, no existen sino en la leyenda!... No;  estas cosas para poder ser han de poseer clandestinidad. Os aseguro que para poder acabar con él no hay mejor sistema que tolerarlo y... vigilarlo. Un barrio sospechoso donde todo el mundo haga lo que quiera, pero donde al primer delito (...) esté la policía allí, dejará de ser pecaminoso y será inocente como un baile benéfico de damas catequistas.

Antonio de Hoyos y Vinent, 1930

Puesto que Lavapiés es un barrio poblado por mahometanos, beduinos, cabileños, cafres, zulúes, pigmeos, patagones, mayas, mohicanos, esquimales, coolíes, mongoles, tasmanios y canacos, por no hablar de algunos indígenas residuales que muchas veces son los peores, la autoridad competente ha decidido decorar sus calles con adornos, tecnológicos por supuesto, pero que por su apariencia sin duda recordarán a estos salvajes su terruño natal. Por eso se han levantado unos airosos soportes de metal sobre los que descansan cual ídolos pánicos unas utilísimas cámaras de vigilancia, a la manera de un tótem del siglo XXI que deberá ser adorado y temido como los tótems del (...) Leer más

Categoría:

¿No es el dinero un objeto?

El dinero no es imaginario: parece ser tan objetivo como un muro de hormigón, pero esta objetividad es social. No tiene nada que ver con la forma sólida de las monedas, sino en última instancia con la solidaridad de la burguesía. Cuando la sociedad es burguesa, el poder del dinero equivale al poder concentrado de la burguesía. El cadáver de Marx ha vuelto como un aparecido para atormentarnos en el presente. 

La tan cacareada ‘inmaterialidad’ del dinero no afecta a aquellos que nunca tienen suficiente para sus necesidades. Si no existe tal cosa, ¿cómo puede estar distribuida tan desigualmente? Su presencia fantasmagórica espanta a todos los que no pueden comprender su funcionamiento, es decir, a casi todo el mundo incluyendo a los supuestos expertos. Su ausencia fantasmal está provocando actualmente la misma consternación (¿dónde ha ido a parar?). Cualquiera que se tome en serio la idea de que el dinero ‘no tiene sustancia’, o que finja hacerlo, nunca podrá comprender el capitalismo, porque toda la gente actúa exactamente de la forma opuesta: esta sociedad se imagina que el dinero es la única cosa realmente vital de la que depende el resto de la creación, pues al convertirse en la vara de (...) Leer más

Vuestro Sol no alumbra más que la verdad de vuestra muerte

«Diariamente se explicaban por radio y televisión las ventajas de nuevos inventos que ahorraban tiempo, que, un día, regalarían a los hombres la libertad para la vida “de verdad”»

Michael Ende: Momo

 

El Capitalismo, lejos de agonizar como creen algunos ilusos, se yergue sobre sus propios excrementos para perpetuarse. Para ello se reinventa cada día, devorando el pasado para anular el futuro y dominar el presente. Y a pocos parece importar el olor adetritus de algo, que, pese a su pretendida novedad, no deja de ser un invento muy viejo.

Hoy más que nunca, cuando la mercancía es el ídolo que todos adoran, cuando todo ya es mercancía, incluidos los propios seres humanos, cuando las ciudades han sido convertidas en una imagen de sí mismas que debe ser vendida como cualquier otro producto y lo que nos rodea y hasta nosotros mismos somos sólo meros recursos —renovables, naturales, artificiales, humanos, ¡tanto da!, todos cuantificables y comercializables—, el más brutal fetichismo sale a la superficie. Un fetichismo que entronca con el fetichismo y la magia más primitivos, aquellos que eran una expresión de la dominación de la naturaleza sobre los seres humanos y del poder ilusorio que los seres humanos pretendían sobre la naturaleza, (...) Leer más

La caída de la casa Morales

El 23 de agosto de 1940 Leonora Carrington, escritora y pintora surrealista fue ingresada en la Clínica Psiquiátrica del Dr. Luis Morales, en Santander. Varias circunstancias conducen a este encierro. La invasión nazi de Francia, que tiene a Max Ernst entre los millones de víctimas. Max Ernst y Leonora Carrington mantenían una relación amorosa. Por segunda vez él fue apresado y encarcelado en un campo de concentración, en  mayo de 1940. A partir de ese instante ella entra en un estado de alteración mental agudo que le conduje hasta Madrid y, considerado como loca, a Santander.

El Dr. Luis Morales, de ideología nazi, la acoge en su clínica (una de las poquísimas existentes en Europa que gozase del prestigio de la alta burguesía, de la nobleza y de la realeza), experimentando con ella, al igual que lo hacía con otros pacientes, una cura ejemplar. En sus palabras, Leonora Carrington sanó “con solo tres sesiones de meduna (choque convulsivo químico con cardiazol”), lo que le permitió que “recuperase un buen y bien vivir”. La narración que hace Leonora Carrington de este periodo de su vida en su texto Abajo César Moro, Versiones del surrealismo, pag. 79, Tusquets Editor, Cuadernos Marginales 41, Barcelona, 1974) nos da cuenta detallada de (...) Leer más

Categoría:

Llamado para la creación de una topografía erótica de la ciudad

El erotismo ha sido permanentemente desplazado a la oscuridad de la alcoba, a la intimidad cerrada de los seres. Un peso de vergüenza lo ha sometido hasta nuestros días a pesar de la actual y aparente visibilidad de lo erótico, pues lo que realmente nos abruma es una sexualización completa de la vida en todos los ámbitos, todo lo ocupa el sexo o todo lo ocupa la pornografía, es decir, la violencia, la compulsión unidireccional del objeto de usar y tirar. El erotismo, por contra, no existe sin reciprocidad, sin, paradójicamente, ocultación... Nos preguntamos si no es hora de empezar a levantar los cimientos de una erótica a pleno aire, fuera de los lugares a los que ha sido relegado por la omnipotencia del trabajo. Las calles y callejones, avenidas y paseos de una ciudad, conforman los cauces libidinosos propicios para desertar de las trabas e impedimentos de la sociedad del bienestar e instaurar la sociedad del placer. En la ciudad de Madrid ya han sido registrados, al azar de la pasión, algunos lugares con los humos de Eros. Apelamos a todos aquellos que aún no han perdido la razón de desear a que continúen en su ciudad el proceso (...) Leer más

Categoría:

Declaración surrealista internacional a favor de los anarcosindicalistas serbios encarcelados

Por la presente declaración manifestamos nuestra solidaridad incondicional con los cinco anarcosindicalistas serbios encarcelados desde el 4 de septiembre, que se enfrentan a la acusación de “terrorismo internacional”. Tadej Kurep, Ivan Vulović, Sanja Dojkić, Ratibor Trivunac y Nikola Mitrović, todos ellos miembros de Sindikalna konfederacija Anarho-sindikalistička inicijativa (ASI), fueron arrestados varios días después de una acción en solidaridad con los activistas griegos y con Thodoris Iliopoulos, que se encontraba entonces en huelga de hambre. El objetivo de la acción fue la embajada griega en Belgrado.

Las autoridades serbias utilizaron los insignificantes daños causados al edificio de la embajada griega como pretexto para ejercer sus poderes represivos calificando a los miembros de ASI como “terroristas”, y deteniéndoles sin pruebas sólidas de su participación en el supuesto “crimen” de dañar la fachada de un edificio. Naturalmente, no es el edificio lo que importa a la policía serbia, y tampoco el simbolismo per se del ataque a la embajada de otro Estado: son las verdaderas consecuencias de la solidaridad internacional y la acción radical, con el objetivo final de la emancipación social, lo que le ha hecho transgredir los límites de su democracia aparente, a fin de encarcelar a unos militantes utilizando procedimientos absurdos.

Ratibor (...) Leer más

Categoría:

EL RAPTO 4

Publicado por:

• El Rapto. Observatorio del sonambulismo contemporáneo nº 4 (junio de 2009), 8 páginas, 0,50 €.
Ver en línea / Descargar en formato electrónico

– Contenidos:

Colectivo editorial Avería, Grupo anarquista Star, Colectivo la Felguera, Grupo surrealista de Madrid, Colectivo libertario Al Margen: En defensa de los Siete de Madrid ♦ Grupo surrealista de Atenas: El fantasma de la libertad siempre llega con un cuchillo entre los dientes ♦ José Manuel Rojo: No nos salen las cuentas. Tres esbozos sobre las consecuencias sociales aparentemente inocuas de la crisis ♦ Juego de las horas ♦ Todos somos tontos útiles ♦ D. Copón-Bendit: Universidad, catedráticos, LOU y Bolonia ♦ Grupo anarquista Star: Confesiones de una máscara. Algunas observaciones sobre la represión del movimiento estudiantil ♦ Javier Gálvez: "Los fantasmas..." ♦ La videncia, un lujo al alcance de todos en la Era del Espectáculo * Psicogeografía. El arte de deambular con la cámara en la mano Encuesta: ¿Existe Dios? ¿Dónde está Dios? ¿Quién es Dios? ♦ Ángel Zapata: Razonado desorden (reseña) ♦ María Santana: Un chimpancé malo como nosotros ♦ Lurdes Martínez: La ciudad erótico-velada ♦ Emilio Santiago: "Estas vallas soñaban..." ♦ Lurdes Martínez: Ceda el tiempo ♦ Huecos de sociedad ♦ Grupo surrealista de Chicago: Franklin Rosemont

Páginas: 
8
Precio: 
€0.50
Año: 
2009

EL RAPTO 3

Publicado por:

• El Rapto. Observatorio del sonambulismo contemporáneo nº 3 (diciembre de 2008), 8 páginas, 0,50 €.
Ver en línea / Descargar en formato electrónico

– Contenidos:

Eugenio Castro, Julio Monteverde, José Manuel Rojo, Emilio Santiago y Ángel Zapata: Lo que El Solitario esconde (elogio ponderado del contenido manifiesto de sus actos y exaltado del latente) ♦ Los críticos crónicos: ¡Quema el dinero y baila! ♦ Huérfanos Salvajes: Ciudadanos y ciudadanas de Móstoles, ¡¡¡a las armas!!! ♦ ¡¿Crisis?! ¡¡Que la paguen lxs ricxs!! ♦ Grupo surrealista de Madrid: Sobre las detenciones de Julian Coupat y sus camaradas de Tarnac ♦ El devenir de una ilusión ♦ Pablo Hernández: El cementerio de trenes de Salar de Yuri ♦ Michael Löwy: Deus ex machina (resistencias a la mecanización de los cuerpos) ♦ Miquel Amorós: Cuando el capitalismo se vuelve ecologista ♦ Noé Ortega: "La mañana del lunes 26 de mayo..." ♦ Julio Monteverde: La utopía para nosotros (a propósito del libro "El incendio milenarista") ♦ Retrato de la ideología adolescente ♦ Javier Gálvez: Reduzca su velocidad, exceso de visibilidad ♦ Huecos de sociedad  Aún hay otra historia...

Páginas: 
8
Precio: 
€0.50
Año: 
2008

Prestigio del terror

Publicado por:

"Lo que quiero es provocar a los hombres que duermen sobre la mentira, lo que quiero es darle un sentido, un objetivo y un alcance duraderos al asco y al hastío que sólo duran un momento"

[...]

"Hay algo peor para el ser civilizado que su pérdida de poder sobre los organismos que le representan y actúan en su nombre. Es la resignación a esta pérdida. Resignación de la que nos dan cuenta algunas señales innombrables y flagrantes. Resignación que reconocemos -en la guerra como en la paz- en la actitud estereotipada de personas dotadas, cultivadas y llevadas a la acción. Esta resignación se resume en tres palabras: "a falta de algo mejor..." "

[...]

"El aparato del terror está todavía lejos de carecer de vacilaciones y fisuras. Es, pues, en el punto en que ese aparato se muestra más amenazador -y a medida que sus amenazas se renuevan- adonde debe llevarse todo nuestro espíritu de rechazo, todo aquello que existe en el mundo, en un momento dado, de estado de rechazo"
Páginas: 
35
Año: 
2008

La llama bajo los escombros

Publicado por:

«Julio Monteverde sabe que la belleza no se deja provocar, que no responde a las intimidaciones de las técnicas retóricas. La belleza requiere, más bien, ser convocada. Esto le da a su poesía el aire incantatorio y leve de una espera, de un nombrar que no se cierra sobre la presencia de lo nombrado, sino que lo expone al movimiento de una remisión: que lo desvela como símbolo.

Símbolo es lo que está ahí, en el lugar de alguna cosa ausente. Poesía es la inscripción oblicua, por aproximaciones, de lo que no se presta a ser inscrito. En La llama bajo los escombros se entiende el acto poético como una operación por la que la palabra libera lo inemplazable en la experiencia (lo utópico de la experiencia), no buscando el apaciguamiento de la visión definitiva, sino haciendo aflorar un resto desatendido, indócil: la huella viva de todo aquello que en nosotros es todavía capaz de arder». 

ÁNGEL ZAPATA

 

Páginas: 
80
Precio: 
€10.00
Año: 
2008

SALAMANDRA 17-18

Publicado por:

• Salamandra nº 17-18 (2008), 204 páginas, 8 €.

– Contribuciones colectivas:
La Noche en Blanco, la vida en negro y el régimen de la movilización total ♦ Encuesta sobre la poesía por todos los medios ♦ Laboratorio de lo imaginario (introducción) ♦ Encuesta de las infraestructuras inútiles

– Textos:
Emilio Santiago: Carta sobre las malas previsiones del tiempo: Por un discurso del deseo ante el advenimiento del colapso industrialLuis Navarro: Encanto, hechizo, truco. Sobre el destino de la Magia en la época tecnológica ♦ José Manuel Rojo: Así nos quieren ver. Reflexiones en frío y en caliente sobre el antifascismo ♦ Antonio Ramírez: El tiempo muerto ♦ Jesús García Rodríguez: El holograma omnímodo: Sobre el valor teológico y simbólico del dinero dentro del capitalismo ♦ Jorge Montero y Federico Corriente: El asalto al juego ♦ Julio Monteverde: El sueño es realidad ♦ Noé Ortega: Magma: Lugares poéticos, subconsciente y vulcanismo en la ciudad mercancíaVicente Gutiérrez: Hacia una experiencia colectiva del dormir no enajenado ♦ Ignacio Castro: ¿Sueñan nuestros edificios con la muerte del hombre? (el temor inconsciente de la arquitectura) ♦ Eugenio Castro: Los trastos arrumbados (de la ciudad destripada a la ciudad pregnante) ♦ Javier Gálvez: Desusos Huérfanos Salvajes: La noche es buen material conductor de amor y disturbios ♦ Franklin Rosemont: La nueva argonáutica ♦ Merl: Una introducción al Festival Surrealista Internacional de Londres ♦ Michael Löwy: André Breton y la revolución de 1946 ♦ Pepe Arias: Recomponer la subversión

– ¡Más realidad! Emblemas de la magia cotidiana:
Eugenio Castro, Inés Mendoza, Noé Ortega: Persistencia de H ♦ Andrés Devesa: Domingo 28 de octubre ♦ Lurdes Martínez: La realidad horadada ♦ Silvia Guiard: En torno y a través de Tierra Adentro

– Laboratorio de lo imaginario:
Katerina Pinosova: Cómo nació el Jemu ♦ Eugenio Castro: El objeto sustanciado ♦ Leticia Vera: Más tarde, ellos vienen

– Defensa de la inactualidad:
• ANA-CRÓNICAS (reseñas): Vicente Gutiérrez: Gherasim Luca, el inventor de todo ♦ Guillermo Castellano: Unica Zürn o la dialéctica de la locura ♦ José Manuel Rojo: Egrégores o la vida de las civilizaciones ♦ Andrés Devesa: Un día todas las zanahorias del mundo serán nuestras
• EXENCIONES (panfletos, declaraciones y polémicas): Zumbidos: Pegarle fuego a la realidad entera ♦ Colectivo de trabajadores culturales La Felguera: Motines que hacen estallar un tren o trenes que estallan en un motín ♦ L@s Loc@s de la línea 5: Ensuciar el trabajo para limpiar la vida ♦ Grupo Surrealista de Madrid: Carta al Director del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente y al comisario de la exposición "Vasos comunicantes" ♦ Xesús González Gómez: Sobre "Mapas" de Estrella de Diego

– Poemas de Carlos Trujillano, Pepe Arias, Noé Ortega, Manuel Crespo, Vicente Gutiérrez, Jesús García Rodríguez y Julio Monteverde.

Páginas: 
204
Precio: 
€8.00
Año: 
2008

Páginas

Subscribe to Grupo surrealista de Madrid RSS