SALAMANDRA 10

Publicado por:

• Salamandra nº 10 (1999), 132 páginas, 6 €.

– Textos:
Stephen Clark: Los desconocidos hablan el oro del tiempo ♦ Jesús García Rodríguez: Nuevas industrias de la subjetividad. Neocapitalismo, publicidad y placer alienado ♦ André Breton y Jean Schuster: Arte poética ♦ Luis Navarro: Dinámica de virus. El principio de realidad virtual José Manuel Rojo: Ruido de cadenas. El sentimiento gótico en la arqueología industrial ♦ Jesús García Rodríguez: Algunas precarias apostillas a "El carácter destructivo" de Walter Benjamin ♦ Ignacio Castro: Cinegéticas de la apariencia ♦ Guy René Doumayrou: Geografía sideral ♦ Silvia Guiard: Quebrada ♦ Michael Löwy: Franz Kafka y el socialismo libertario ♦ Óscar Delgado: Oblícuas El lugar revisitado. Textos psicogeográficos del Grupo Surrealista de Estocolmo ♦ Iván Vélez: El manso asedio ♦ Vincent Bounoure: Genealogía del intercambio ♦ Carl-Michael Edenborg: El olor del dinero ♦ José María Piñeiro: Las blandas brechas de la tarde. La siesta como experiencia de la deriva ♦ Javier Gálvez: El pez sólo se salva en el relámpago ♦ Milan Napravník: Inversage ♦ Amador Fernández-Savater: La destrucción del lenguaje Cine, humor, sueño, revuelta y tactilismo. Dossier sobre Jan Švankmajer. Textos de Jan Švankmajer, František Dryje, Aurelién Daguet y Jesús Palacios. Ilustraciones de Jan Švankmajer.

– ¡Más realidad! Emblemas de la magia cotidiana:
José Manuel Rojo: La noche del 21-V-1997 ♦ Lurdes Martínez: En el verano de 1997 ♦ Óscar Delgadodagled: De cómo una pequeña isla aterida de presencias deriva en constelación (renunciar a toda dominación)

– Poemas de Eugenio Castro, Pierre D. La, Michel E. Zone, Joyce Mansour, Jesús García Rodríguez, Manuel Crespo, G. Bruno y Paco Carreño.
– Objeto de Eugenio Castro.
– Dibujos de Ody Saban, Conchi Benito y Olga Billoir.
– Pinturas de Paco García Barcos y Jorge Kleiman.
– Esculturas de Guillermo Rojo, Yolanda Tabanera y Martínez del Río.
– Fotografías de Stuart Inman, Bill Howe, Eugenio Castro, Javier Gálvez y Roman Kubik.
– Fotografismo de Paco García Barcos.

Páginas: 
132
Precio: 
€6.00
Año: 
1999

El pez sólo se salva en el relámpago

Todo lenguaje – y voy a referirme en exclusiva a las palabras - expresado fuera de sus límites institucionales – el libro, por ejemplo – se compone fundamentalmente de un vigoroso elemento subversivo, que implica, además, una relativa alta dosis de riesgo en su aplicación práctica – las pintadas callejeras -. Dejando al margen una taxonomía poco eficaz e innecesaria, y es claro que esta forma universal y primigenia de comunicación sirve tanto a los reaccionarios como a los revoluciona-rios ( y a toda clase de estúpidos), hay un tipo de pintadas-frases muy particular: aquél que se caracteriza no por su deseo (al menos manifiesto) de incitar a la revuelta contra, sino aquél que pretende socavar nuestra mirada, no para dejarnos ciegos, sino para dejar lustrosa nuestra retina. * Son aquellas frases que, involuntariamente, nos sorprenden sin ánimo de lucro, a diferencia de los innumerables letreros comerciales, señuelos a veces exquisitos, otras veces incluso sorprendentes, que nos persiguen diariamente con inagotable avidez (para combatir semejante logorrea nada mejor que hacerlo a la manera en que lo propone José Manuel Rojo en su excelente artículo Tal es la poesía esta mañana, aparecido en el número 6 de la revista Salamandra). (...) Leer más

Categoría:

Ruido de cadenas: El sentimiento gótico en la arqueología industrial

“Si se puede imaginar se puede hacer”. Esta frase, exaltante y lapidaria como un oráculo o una consigna, no celebra el triunfo de la imaginación, sino su aplastante derrota: es el lema de un conocido anuncio televisivo que confunde el deseo imaginado con el artículo de consumo. Otra reciente campaña publicitaria insistía en preguntar cuál es el límite de nuestro deseo, “¿no puedes imaginar algo mejor?”, para encontrarlo encarnado bajo la forma de… un automóvil. Lo que nos sorprende aquí no es tanto la manipulación de la imaginación y del deseo, sino la reafirmación de las fábulas de la publicidad y del horizonte del consumo, como único imaginario posible. Ya no puede dudar nadie que la pantalla del espectáculo nos devuelve formulaciones aceptables de todos los deseos . (1) Es de temer que, fuera de estos deseos inducidos, no se extienda ya otro Deseo; que más allá de lo que imaginan por nosotros, no persista lo Imaginario. Si es cierto que existe un punto en que toda acción humana queda procesada y convertida en tendencia del sistema, aceptaremos que ese punto límite se encuentra afuera, más allá del dominio de la imaginación, tal vez ocupando su lugar. Pues ese sistema necesita una (...) Leer más

Categoría:

La noche del 21-V-1997

La noche del 21-V-1997 algunos miembros del Grupo Surrealista de Madrid, acompañados por sus amigos de Industrias Mikuerpo, llevaron a cabo una acción poética de contenido político consistente en la impresión, mediante plantillas, y en las paredes del barrio de Malasaña (Madrid) de ciertas frases que bajo una apariencia lírica, humorística o desconcertante, eran susceptibles en mayor o menor grado de provocar un estado de agitación, euforia o exaltación en las personas que, distraídamente o no, las leyeran en la calle. La reflexión teórica que animaba esta acción y otras parecidas ya realizadas con anterioridad (ver Los Días en Rojo, Salamandra nº 7), es la consideración de la necesidad de sabotear el discurso de la economía que se exhibe impúdicamente negando cualquier otra voz que no sea la suya, o la que aparece dominada por su propia lógica, lo que a veces desactiva ya desde el principio algunas formas de protesta que se anclan en las fórmulas más tradicionales. En cambio, por medio de acciones como la aquí descrita, se intentaría «desacreditar el monolitismo de la realidad manifiesta... se trata, pues, de provocar un punto de fuga en el espíritu del paseante y abrirle así una posibilidad de superación de (...) Leer más

Categoría:

En el verano de 1997

En el verano de 1997 la curiosidad de conocer cómo era por dentro una construcción defensiva del siglo XVII, edificada sobre uno de los brazos del río Ill que bordean la ciudad de Estrasburgo, me impulsó a adentrarme en la Barrage Vauban, a la que accedí por un lateral a través de un gran vano. Muy cerca de la entrada, una vez en el interior, se hallaba, convenientemente señalizada, la escalera que conducía a la terraza de la construcción desde donde se podía disfrutar -según prometían los reclamos publicitarios- de una magnífica pano-rámica de la ciudad. Sin embargo, lo que nos llamó la atención a mi compañero y a mí, fue un largo y solitario pasillo que se extendía desde la citada puerta hacia las entrañas de la edificación y que parecía no tener fin.

Leer más

Categoría:

SALAMANDRA 8-9

Publicado por:

• Salamandra nº 8-9 (1997-1998), 88 páginas, 10 €.

– Contribuciones colectivas:
Declaración colectiva internacional: Los puños en los bolsillos reventados ♦ Respuestas a la encuesta "Un jardín para Lilith"

– Textos:
Luis Navarro: Fogonazos ♦ Stephen Clark: Un nuevo mito: Una aproximación al juego de las perturbaciones sutiles ♦ Michael Löwy: Walter Benjamin y el surrealismo ♦ Paco Carreño: Teratologías ♦ José Manuel Rojo: Tim Burton y el mito de la rebelión ♦ Óscar Delgado: El orden supuesto y la subversión ♦ Jesús Palacios: Los otros castillos de Axel ♦ Ignacio Castro: Timor Loci ♦ Textos seleccionados de Vincent Bounoure ♦ Jorge Kleiman: Así pintó Zaratustra: Automatismo y Creatividad ♦ Eugenio Castro: El objeto revelador: Por una emblemática de lo maravilloso en la vida moderna ♦ Miguel Pérez Corrales: Cerámica, atuneras y minas cúpricas ♦ Pablo Pérez Salmerón y Juanjo Sánchez: Logaritmo para la aplicación de la deriva ♦ Rosa Colmenarejo: Un jardín para Lilith: Encuesta y proyecto para la creación de un jardín surrealista

¡Más realidad! Emblemas de la magia cotidiana:
José Manuel Rojo: Una lectura apasionada ♦ G. Bruno: Diciembre del 96, nieva en Madrid ♦ Eugenio Castro: Sólo las horas. La deriva como erotización del tiempo. 11 septiembre 1996 ♦ Óscar Delgado: Pequeñas islas ateridas de frío

Poemas de Silvia Grenier, Jesús García Rodríguez, José Manuel Rojo, Penelope Rosemont y Álvaro García Marín.
– Objetos de Jossette Exandier, G. Bruno, Jesús García Rodríguez, Jan Švankmajer y Her de Vries.
– Escultura de Yolanda Tabanera.
– Collages de Heribert Becker, G. Bruno y Paco García Barcos.
– Dibujos de Gina Litherland, Conchi Benito, Lurdes Martínez, Philip West, Jean-Pierre Paraggio, Bill Howe y Olga Billoir.
– Pinturas de Jorge Kleiman, Lurdes Martínez, Paco García Barcos y Olga Billoir.
– Fotomorfosis de J. K. Bogartte.
– Fotografías de Conchi Benito y Javier Gálvez.
– Gommages de Eugenio Castro.

Páginas: 
88
Precio: 
€10.00
Año: 
1998

Páginas

Subscribe to Grupo surrealista de Madrid RSS