La noche del 21-V-1997

La noche del 21-V-1997 algunos miembros del Grupo Surrealista de Madrid, acompañados por sus amigos de Industrias Mikuerpo, llevaron a cabo una acción poética de contenido político consistente en la impresión, mediante plantillas, y en las paredes del barrio de Malasaña (Madrid) de ciertas frases que bajo una apariencia lírica, humorística o desconcertante, eran susceptibles en mayor o menor grado de provocar un estado de agitación, euforia o exaltación en las personas que, distraídamente o no, las leyeran en la calle. La reflexión teórica que animaba esta acción y otras parecidas ya realizadas con anterioridad (ver Los Días en Rojo, Salamandra nº 7), es la consideración de la necesidad de sabotear el discurso de la economía que se exhibe impúdicamente negando cualquier otra voz que no sea la suya, o la que aparece dominada por su propia lógica, lo que a veces desactiva ya desde el principio algunas formas de protesta que se anclan en las fórmulas más tradicionales. En cambio, por medio de acciones como la aquí descrita, se intentaría «desacreditar el monolitismo de la realidad manifiesta... se trata, pues, de provocar un punto de fuga en el espíritu del paseante y abrirle así una posibilidad de superación de (...) Leer más

Categoría:

En el verano de 1997

En el verano de 1997 la curiosidad de conocer cómo era por dentro una construcción defensiva del siglo XVII, edificada sobre uno de los brazos del río Ill que bordean la ciudad de Estrasburgo, me impulsó a adentrarme en la Barrage Vauban, a la que accedí por un lateral a través de un gran vano. Muy cerca de la entrada, una vez en el interior, se hallaba, convenientemente señalizada, la escalera que conducía a la terraza de la construcción desde donde se podía disfrutar -según prometían los reclamos publicitarios- de una magnífica pano-rámica de la ciudad. Sin embargo, lo que nos llamó la atención a mi compañero y a mí, fue un largo y solitario pasillo que se extendía desde la citada puerta hacia las entrañas de la edificación y que parecía no tener fin.

Leer más

Categoría:

SALAMANDRA 8-9

Publicado por:

• Salamandra nº 8-9 (1997-1998), 88 páginas, 10 €.

– Contribuciones colectivas:
Declaración colectiva internacional: Los puños en los bolsillos reventados ♦ Respuestas a la encuesta "Un jardín para Lilith"

– Textos:
Luis Navarro: Fogonazos ♦ Stephen Clark: Un nuevo mito: Una aproximación al juego de las perturbaciones sutiles ♦ Michael Löwy: Walter Benjamin y el surrealismo ♦ Paco Carreño: Teratologías ♦ José Manuel Rojo: Tim Burton y el mito de la rebelión ♦ Óscar Delgado: El orden supuesto y la subversión ♦ Jesús Palacios: Los otros castillos de Axel ♦ Ignacio Castro: Timor Loci ♦ Textos seleccionados de Vincent Bounoure ♦ Jorge Kleiman: Así pintó Zaratustra: Automatismo y Creatividad ♦ Eugenio Castro: El objeto revelador: Por una emblemática de lo maravilloso en la vida moderna ♦ Miguel Pérez Corrales: Cerámica, atuneras y minas cúpricas ♦ Pablo Pérez Salmerón y Juanjo Sánchez: Logaritmo para la aplicación de la deriva ♦ Rosa Colmenarejo: Un jardín para Lilith: Encuesta y proyecto para la creación de un jardín surrealista

¡Más realidad! Emblemas de la magia cotidiana:
José Manuel Rojo: Una lectura apasionada ♦ G. Bruno: Diciembre del 96, nieva en Madrid ♦ Eugenio Castro: Sólo las horas. La deriva como erotización del tiempo. 11 septiembre 1996 ♦ Óscar Delgado: Pequeñas islas ateridas de frío

Poemas de Silvia Grenier, Jesús García Rodríguez, José Manuel Rojo, Penelope Rosemont y Álvaro García Marín.
– Objetos de Jossette Exandier, G. Bruno, Jesús García Rodríguez, Jan Švankmajer y Her de Vries.
– Escultura de Yolanda Tabanera.
– Collages de Heribert Becker, G. Bruno y Paco García Barcos.
– Dibujos de Gina Litherland, Conchi Benito, Lurdes Martínez, Philip West, Jean-Pierre Paraggio, Bill Howe y Olga Billoir.
– Pinturas de Jorge Kleiman, Lurdes Martínez, Paco García Barcos y Olga Billoir.
– Fotomorfosis de J. K. Bogartte.
– Fotografías de Conchi Benito y Javier Gálvez.
– Gommages de Eugenio Castro.

Páginas: 
88
Precio: 
€10.00
Año: 
1998

Tim Burton y el mito de la rebelión

Para juzgar si una película participa o no de la poesía, Jean Ferry propuso, allá por 1934, una serie de requisitos indispensables, como "una fabulación absurda, un violento poder onírico, un erotismo monstruoso, la irrealidad de los decorados y el sentimiento de unheimliche o extrañeza" (King-Kong, Minotaure nº 5). ¿Hay algún director de cine que cumpla hoy, en nuestro tiempo, con estas reglas? Sí, lo hay, y se llama Tim Burton. De ahí su indefinición estilística. Al consultar numerosas enciclopedias de géneros (terror, fantástico, cine independiente...), su nombre no aparece en ninguno de ellos. Demasiado tierno para el cine de terror, demasiado cruel para el cine infantil, demasiado comercial para el cine experimental, demasiado subversivo para el cine comercial, demasiado complejo para un cine fantástico dominado por la facilidad y la complacencia, Burton pisa la tierra de nadie, y se le cree reducir al catalogarle como "bizarre", cuando su poesía nace de esa misma heterogeneidad.

              
El estilo de Tim Burton tal vez se sitúe entonces en una encrucijada formada por las líneas de fuerza de la fantasía ingenua de Meliés, la empatía con el monstruo de Tod Browning, el lenguaje sombrío del expresionismo alemán, el onirismo barroco y (...) Leer más

Categoría:

El objeto revelador: Por una emblemática de lo maravilloso en la vida moderna

Una de las grandes fortunas del surrealismo la constituye su voluntad de provocar un vínculo cada vez más fecundo entre la imagen y la palabra, una voluntad que no sólo busca solucionar la parcelación a que son sometidas sino hacer que su encuentro se suceda en una constante relación ceremonial: la formula "las palabras hacen el amor" debe extenderse hoy a "las palabras y las imágenes hacen el amor". A la luz de esta forma ritual que nos informa de la presencia latente del principio de placer, el surrealismo ha elevado a tal grado de perturbación la complementareidad entre la imagen y la palabra que, a despecho de cualquier crítica, se podría hablar que ha construido, con ello, un sólido instrumento con el que explorar y responder a la antinomia entre lo subjetivo y lo objetivo.

Leer más

Categoría:

Páginas

Subscribe to Grupo surrealista de Madrid RSS