Se encuentra usted aquí

Poemas

Planetario

El puente
 
Terrestre, en la memoria.
A través de los días, el deseo y el amor.
 
La noche se asienta tibia sobre el cráneo.
 
Bajo la luz de plata del horizonte.
Bajo la rueda de hierro en el motor inmóvil.
 
La noche subterránea que extiende sus párpados en el día.
 
Sobre el tiempo hay una semilla para la próxima lucha.
En ocasiones yo acaricio sus cabellos con la mente puesta en otro sitio.
 
Mecánica celeste
 
Volverá la mañana,
en la que esta luz será el aire corriendo.
 
Volveremos a las calles,
ya agotados, sobre los misterios del amor.
 
Tú no estarás.
 
Y será entonces el viento.
Y será entonces la música de los planetas
volando furiosa sobre el rostro de los solos.


 

Observatorio
Who by the fire?
L. Cohen.
La bajada circular en la mañana del sol y del agua, en la que una fuente señala el centro del tiempo. Por ella la (...) Leer más

Categoría:

El Gran Boscoso

Estoy allí donde los remolinos de repente se forman, donde la niebla espontánea brota, donde el aire inapreciablemente quema. Estoy allí donde todo es ajeno y una presencia anónima a nuestro lado causa el efecto de un beso incalculable, provoca un escalofrío que obedece, más que a una impresión de pavor a lo desconocido, a la voluptuosidad de una emoción desconocida. Yo habito allí donde lo desconocido se torna voluptuoso. Yo soy el allí donde por primera vez se llega.
 
Negra, la naturaleza del aire en su canto.
Y son entero que pronuncia, y hiende:
 
El Gran Boscoso,
 
viento que pasa y borra al hombre,
y le devuelve su presencia absoluta.
Leer más

Categoría:

POEMAS

CELEBRACIÓN aún nos queda cubrir la tarta de nata. debería ser un día familiar, siguiendo el rastro de baba de un caracol luminoso o el de las hojas al rojo vivo que caen en el aljibe. debería ser un día familiar. con veinte niños de diez años gritando alrededor y el payaso de labios encendidos que les hace sonreír mostrándoles cabezas de langosta, perdigones usados y el colmillo de un oso tintado de un rosa temible. Leer más

Categoría:

POEMAS

Amor de sexo a sexo chorreando frenéticos fulgores entre escombros de humo y sangre, entre licuadas pelambres de ruidosas nueces. Lunas hinchadas y pintarrajeadas milagrosamente con el betún espumoso del clamor de los cuerpos, de la gota de sudor mezclada al mal aliento, y su erecta ortiga de calor, del mar mil veces mutilado por el sol. Leer más

Categoría:

Los durmientes sin sueño (fragmentos)

“yo le he traicionado y he traicionado al mundo por ella,
por esa niña que de vida en vida reencuentro,
la durmiente sin sueño,
la guía del fin −¡oh mi muerte!”
RENÉ DAUMAL
 
 
Lanzad una bengala
en la noche de mis ojos.
 
Dentro de mí sólo hay una esfinge hueca,
corales de ceniza, perlas oscuras
como el agujero negro hacia el que se precipitan
las águilas talladas en la piedra de mi infancia.
 
Lejanos están la luz y los cristales húmedos
que presenciaron la pureza, el hallazgo,
el estallido del labio contra la piel volcánica.
 
Lanzad una bengala
en la noche de mis ojos
y descubriréis las cavidades
en las que el viento es pantera.
 
Pero nunca veréis los peces oscuros,
las constelaciones desmoronadas
que nadan lentamente
en las profundidades ignoradas de mi noche.
 
*
 
Es verdad cuando digo
que he visto en el cielo una ola calcinada.
 
Es verdad cuando escucho las flautas forestales
y (...) Leer más

Categoría:

Subscribe to RSS - Poemas