Se encuentra usted aquí

Textos colectivos

Todavía no se han parado todos

No hay peor esclavo que el esclavo feliz. No hay tiranía más segura que la que se soporta con alegría. Ante la proliferación de víctimas voluntarias, no se puede hablar de libertad o de revolución. Hablemos para empezar de pesimismo: pesimismo sobre la cualidad intelectual y moral del ser humano, sobre su capacidad de rebeldía, sobre la fuerza de sus deseos. Porque hay muchas razones para alimentar ese pesimismo que por fuerza ha de actuar como perturbación y ruido de la sintonía del sistema.

Precisamente, 1997 terminó en Madrid con un ridículo “acontecimiento” que nos es muy útil como ilustración de lo que queremos decir. El 28 de diciembre se celebró la carrera de Popular, organizada bajo el increíble lema de “Movilización popular contra los excesos de las fiestas. Desafía la pereza”. Francamente, esto ya es demasiado. ¿Qué excesos? ¿Qué pereza?

¿Acaso se refieren los organizadores a los tímidos gastos extra que la clase trabajadora se permite por Navidad, como válvula de escape a los sacrificios cotidianos exigidos por el régimen del euro? El problema de los “excesos navideños” consiste en que se quedan cortos y duran muy poco tiempo. Dada la capacidad productiva del capitalismo, que, reconozcámoslo sin prejuicios, es inmensa, (...) Leer más

Categoría:

Los malos tiempos arderán

I. Lo que vamos a decir lo decimos sin ninguna ilusión ni tampoco esperanza, ni sobre su utilidad ni sobre la verdad última de nuestros argumentos. Estamos demasiado lejos de los acontecimientos, tanto física como temporalmente, demasiado lejos, demasiado tarde, como para pretender tener ninguna influencia sobre ellos. Estamos lejos, además, de su propia negación, pues a pesar de que efectivamente compartimos una miseria análoga que se debe a las mismas causas, no es sin embargo igual, ni tiene su misma intensidad. Pero nos animan al menos dos deseos: contribuir, junto con los propios actos y a la luz de los mismos, al esclarecimiento del mundo en el que sobrevivimos, y salir en su defensa, allí donde su acción por muchas razones ejemplar merece ser defendida, contra todas las calumnias y mentiras que se han levantado y se levantarán por los enemigos de afuera y los de adentro, y no porque los insurrectos de Francia necesiten esa defensa, sino porque la necesitamos nosotros, los otros proletarios de tez “blanca” y conciencia desteñida, para desenmarañar el tejido de ficciones que nos encadena paralizando nuestra propia ira y nuestra propia revuelta. No pretendemos tampoco idealizar ni glorificar nada, porque nada debe ser (...) Leer más

Categoría:

La Noche en Blanco, la vida en negro y el régimen de la movilización total

Puede que el planeta se despeñe a un ritmo uniforme y científicamente acelerado, y que la existencia haya caído bajo la penumbra de la monotonía acondicionada, pero hay que reconocer al menos una cosa: que el poder mata, pero no miente. Ni engaña a nadie, más allá del que finge que sigue engañado. Pues lo que la dominación hace, lo hace con luz y taquígrafos, aunque a veces el brillo de sus focos deslumbre a primera vista cegando al espectador alucinado que cree ver castillos en el aire y tierras de la leche y la miel. Sin duda de eso se trata, pero la perturbación visual dura el instante que dura la más mínima reflexión, cuando esta se decide a tomar distancia atravesando al otro lado del espejismo. Entonces el deslumbramiento se hace diáfano, y el espectáculo realidad. Porque si puede haber exceso de información y ruido mediático, si la iluminación del plató es demasiado intensa por exceso o por defecto, lo que en ningún caso existe es la ocultación, ya que el poder está tan convencido de su victoria y se ha envanecido tanto, que no le importa enseñar sus cartas y pregonar su juego. Propiamente hablando, no hay trileros (...) Leer más

Categoría:

Miserias de la rebeldía

El pasado día 17  de Octubre en el CSO La Gotera de Leganés tuvieron lugar un conjunto de agresiones contra compañeros que trataron de impedir la censura y el robo del libro La traición de la hoz y el martillo, agresiones  por parte de un grupo de antifascistas que, a través del chantaje a la asamblea de las jornadas, ya habían conseguido anular la presentación del libro.

 Los hechos son absolutamente repudiables y carentes de cualquier tipo justificación. No hay coartada posible ni manera de amparar una actitud por un lado tan  mafiosa y autoritaria y por otro lado tan absolutamente burda e inútil en el peor sentido de la palabra. Sabemos que los residuos de los diversos estalinismos todavía merodean  por los bajos fondos de la política pretendidamente revolucionaria, pero carece de importancia conocer  si esta ha sido su penúltima maniobra de “choque y pesca” porque hace muchos años que la historia ha puesto a cada uno en su sitio. Sabemos que el antifascismo no es precisamente una coordenada política desde la que se pueda hilar muy fino, que es especialmente susceptible a la ideologización integrista y estética  más deformada y que cualquier cosa (como un libro no muy bueno sobre la caricatura anarquista del marxismo que no dice nada nuevo), en (...) Leer más

Categoría:

A modo de presentación

La revista Salamandra cumple con esta nueva entrega los veinte números, desde que el primero saliera a la luz en 1987. En todo este tiempo transcurrido no sólo ha cambiado el formato y el grosor de la revista (recordemos que aquella primera Salamandra no pasaba de las dieciocho páginas), sino que también han aumentado, creemos, sus ambiciones y preocupaciones, su capacidad de interrogación e intervención en la realidad y en los debates y acciones que pretenden criticarla y combatirla. Pero lo que no ha sufrido ningún cambio es su razón de ser: la plasmación de una actividad colectiva que se sostiene en la crítica de la dominación y en la experimentación de lo maravilloso, en la lucha contra la alienación social y mental, en la voluntad de transformar el mundo y en el deseo de cambiar la vida; en definitiva: en la revuelta y en la poesía abrazadas para llevar a cabo, a partir del surrealismo, que no de su ideología o de su dogma, un proyecto político de vida poética que hiciera posible una emancipación en todos los planos de la existencia.

Que en un proyecto como este no sólo participen personas que se identifican como surrealistas, sean del grupo (...) Leer más

Categoría:

Instrucciones de uso para el RAPTO nº 7

Llevábamos tanto tiempo contando derrotas y contemplando hundimientos, que ya no nos acordábamos de un tiempo mejor en el que el proletariado asaltaba por segunda o enésima vez cielo alguno. Tanto tiempo de desolación, tristeza, impotencia y soledad, que parecía que el fin del mundo propiciado por un capitalismo tan destructor como agotado se había consumado, totalmente, y para siempre. Hasta tal punto había llegado el desánimo, que incluso se decía que la capacidad de resistencia de los hombres y de las mujeres aplastados por las constantes vueltas de tuerca de la economía había desaparecido, que al fin y al cabo eran cómplices subhumanos de su sometimiento, ratones de laboratorio dopados y domados incapaces de rebelarse, que la revuelta había pasado a la historia, y que si alguna había y aquí o allá estallaban la rabia de la desesperación o la protesta airada ante el penúltimo chantaje del mercado y del Estado, no se trataban sino de gestos vacíos sin futuro ni sentido, a no ser el de refinar y apuntalar los mecanismos represivos de la dominación que supuestamente intentaban combatir. Y sin embargo, el fulgor y el calor de las luces de las banlieus francesas o de las noches (...) Leer más

Categoría:

El barón Hausmann sube a los cielos

¡No, todas las cosas extrañas, inquietadoras y escalofriantes del barrio Chino barcelonés, como los del Chinatown londinense o los del barrio neoyorkino su tocayo, no existen sino en la leyenda!... No;  estas cosas para poder ser han de poseer clandestinidad. Os aseguro que para poder acabar con él no hay mejor sistema que tolerarlo y... vigilarlo. Un barrio sospechoso donde todo el mundo haga lo que quiera, pero donde al primer delito (...) esté la policía allí, dejará de ser pecaminoso y será inocente como un baile benéfico de damas catequistas.

Antonio de Hoyos y Vinent, 1930

Puesto que Lavapiés es un barrio poblado por mahometanos, beduinos, cabileños, cafres, zulúes, pigmeos, patagones, mayas, mohicanos, esquimales, coolíes, mongoles, tasmanios y canacos, por no hablar de algunos indígenas residuales que muchas veces son los peores, la autoridad competente ha decidido decorar sus calles con adornos, tecnológicos por supuesto, pero que por su apariencia sin duda recordarán a estos salvajes su terruño natal. Por eso se han levantado unos airosos soportes de metal sobre los que descansan cual ídolos pánicos unas utilísimas cámaras de vigilancia, a la manera de un tótem del siglo XXI que deberá ser adorado y temido como los tótems del (...) Leer más

Categoría:

Declaración surrealista internacional a favor de los anarcosindicalistas serbios encarcelados

Por la presente declaración manifestamos nuestra solidaridad incondicional con los cinco anarcosindicalistas serbios encarcelados desde el 4 de septiembre, que se enfrentan a la acusación de “terrorismo internacional”. Tadej Kurep, Ivan Vulović, Sanja Dojkić, Ratibor Trivunac y Nikola Mitrović, todos ellos miembros de Sindikalna konfederacija Anarho-sindikalistička inicijativa (ASI), fueron arrestados varios días después de una acción en solidaridad con los activistas griegos y con Thodoris Iliopoulos, que se encontraba entonces en huelga de hambre. El objetivo de la acción fue la embajada griega en Belgrado.

Las autoridades serbias utilizaron los insignificantes daños causados al edificio de la embajada griega como pretexto para ejercer sus poderes represivos calificando a los miembros de ASI como “terroristas”, y deteniéndoles sin pruebas sólidas de su participación en el supuesto “crimen” de dañar la fachada de un edificio. Naturalmente, no es el edificio lo que importa a la policía serbia, y tampoco el simbolismo per se del ataque a la embajada de otro Estado: son las verdaderas consecuencias de la solidaridad internacional y la acción radical, con el objetivo final de la emancipación social, lo que le ha hecho transgredir los límites de su democracia aparente, a fin de encarcelar a unos militantes utilizando procedimientos absurdos.

Ratibor (...) Leer más

Categoría:

La quimera del inquilino

¿Ya te has dado cuenta de que proyectos delirantes como la urbanización de Seseña, donde en medio de la nada se levantan 13.000 viviendas sin agua, servicios, equipamientos ni nada que lo recuerde, son otros tantos depósitos de pólvora existencial y bombas humanas de relojería que tarde o temprano protagonizarán un estallido social? ¿Que no se puede vivir en el vacío de un hábitat prefabricado en mitad de la nada, lejos de las calles donde se desplegó tu infancia, donde soñaste y amaste, donde había un barrio, y personas que le daban sentido? ¿Que eso no es vida, sino supervivencia, exilio, mero descanso mínimo para que repongas tus fuerzas y puedas volver, recorriendo todos los kilómetros que hagan falta, al trabajo donde también malgastas tu existencia? Leer más

Categoría:

Aviso para la próxima demolición del nuevo teatro Olimpia

Ni en el orden del urbanismo ni en el de ningún otro, nada bueno puede venir de las alturas burocráticas donde moran nuestros amos. Al vaciamiento y desecación acelerados de Madrid, a la destrucción del tejido humano y del medio natural circundante, ocupadas por la metástasis inmobiliaria y la concentración disparatada e irracional de hombres y recursos económicos, se une ahora la puntilla especulativa de unas Olimpiadas con las que se quiere distraer a una ciudad que ya no tiene fuerzas ni para lamerse las heridas y que no está para ninguna fiesta, y menos las que organiza el capital, donde sólo seremos criados, espectadores y, finalmente, pagadores. Leer más

Categoría:

Es un hombre o una piedra o un árbol el que ha sido extinguido

1. En el nº 6 de la revista Salamandra , publicado en el mes de noviembre de 1993, se podía leer un artículo titulado Un jardín precioso de rocas , que estaba dedicado a ‘un hombre que atiende al apelativo de Man', quien había levantado un magnífico jardín ideal ‘situado en la costa gallega, en la población de Camelle'. Compuesto por rocas y troncos de madera ensamblados con cemento, el jardín sugería un espacio y unas formas que cristalizaban tanto el deseo como el sueño, tal vez porque era el testimonio de la construcción de una vida, no una obra. Leer más

Categoría:

El falso espejo: La imagen y lo imaginario en la era del espectáculo

Un hecho fundamental destaca en la cultura mediática de la imagen, y es que el Poder ha sabido utilizarla como evidencia vanguardista de su discurso, convirtiéndola en el fundamento de sus fines: la instrumentalización de lo imaginario. Así, el poder ha encontrado en la imagen una herramienta insospechadamente eficaz y estetizante que a la vez que instaura el orden objetivo de la apariencia y del espejismo, hace aceptable su transparente violencia.

Para llegar a este estado de cosas, era preciso hacer ingresar la llamada libertad de expresión en las dinámicas liberales de la “sensura” (censura de sentido, término acuñado por el poeta francés Bernard Nöel), para hacerla reaparecer, tras un desplazamiento apenas perceptible, bajo un nuevo nombre: libertad de representación, concepto sin duda más cercano al de libre mercado con el que se asocia. Gracias a esta tergiversación, que toma la forma de un cataclismo, la representación está ocupando cada vez más un puesto preferente con respecto a la imaginación, hasta el punto de que podemos afirmar que la imaginación, regida ahora por las leyes de la representación, está perdiendo toda connotación de interioridad. Esto es, desde luego, un desastre que promete arrasar con el antiguo “pecado de pensamiento” que (...) Leer más

Categoría:

Finis Linguæ

La palabra en libertad instaura la imagen de la amplitud y se acompaña de una promesa de confín. Allí, es decir, en plena extranjería, la palabra es: asombrada e inquieta, entregándose a los efectos de lo inmensurable. En esa lejanía, y por esa lejanía, se renueva sucesivamente en su inalterable permanencia, que es constante mudabilidad. Y en sus márgenes y en sus límites, cristaliza como expresión de una vida que todavía no se resigna a perder la memoria de la singularidad que la afirma ni de lo común en que se reafirma.
 
Al mismo tiempo, la palabra, allí habitada por la intimidad profunda del lugar, habita el espacio más íntimo del ser y se expone al encuentro, a su reconciliación por lo desconocido con el mundo.
  Leer más

Categoría:

Los días en rojo: Por un proyecto político de vida poética

Hoy parece claro que la empresa de los revolucionarios consiste en hallar nuevas formas de liberación de los hombres y mujeres del mundo. Nuevas formas que, como dice F. Rosemont, “les liberen de sus represiones y que, en vez de ocultarles el horror omnipresente, puedan reconocerlo y así cambiar el sistema social que lo perpetúa”.

Procurarnos la realidad revolucionaria deseada con métodos racionalistas no parece ser hoy lo más eficaz. Como añade el propio Rosemont, “los argumentos racionales influyen en un número limitado de personas, durante un corto espacio de tiempo (…) Tratar de convencer a alguien, por medios racionales, de que abra los ojos a algo que es verdaderamente intolerable es doblemente ingrato: primero porque nadie quiere ver la horrible realidad tal como es, y en segundo lugar, porque incluso si se consiguiese hacerles ver algo de esa realidad, si se hace de forma racional, probablemente sólo serviría para aterrorizarles y paralizarles, en vez de moverles a la acción”.

Hoy nos parece que resultaría bastante infructuoso afrontar la ambición de emancipación humana sólo desde el punto de vista histórico, desde el análisis particular de la corriente filosófica revolucionaria correspondiente si en su perspectiva no está integrada la visión que al (...) Leer más

Categoría:

Hermanos que encontráis bello cuanto os viene de lejos

La otra tribu: el enemigo
 
Hemos sometido muchas más veces de las deseadas el espíritu de los otros a exámenes de pureza para exorcisar nuestros propios errores. Desde el norte hasta el sur y del este al oeste, el drama del odio no ha cesado de envolvernos, y hemos visto como se interrumpía la comunicación que estaba destinada a producirse para mayor alegría del mestizaje. Para muchos, esta interrupción ha sido realmente dichosa, y se han reconocido a ellos mismos tocados por la mano de Dios.
 
HEMOS sentido imperiosamente que los demás se convertían en una amenaza dentro de nuestra cándida y pura atmósfera; que estas gentes extranjeras habían aparecido como monstruosas creaciones del infierno para taladrar nuestra limpieza, para robar el lugar que por derecho nos pertenece en el cielo. Los extranjeros –los enemigos–, todos ellos emanaciones venenosas que nos enredarían como la hiedra para sumergirnos en su impureza.
 
INSPECTORES del espíritu, nos complacemos en desayunar con la vieja y nueva propaganda, mientras nuestros ojos conservan aún sus legañas.
 
LAS sociedades occidentales capitalistas, y los pueblos europeos en particular, se nutren hoy con la cosecha de un (...) Leer más

Categoría:

Subscribe to RSS - Textos colectivos